*La reunión con Zoe Robledo

Alberto Witvrun.-Hijo de Eduardo Robledo Rincón, gobernador priista de Chiapas que duro 69 días en el cargo en 1995, Zoe Alejandro Robledo Aburto se convirtió desde el Senado de la República en un operador político del entonces candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, con experiencia legislativa como diputado local y con capacidad de análisis expresado en sus textos publicados en diferentes medios impresos, relevó a Miguel Barbosa en la coordinación de la bancada Morena-PT, cuando este solicitó permiso para contender por la gubernatura de Puebla.

Fue diputado federal y solicitó licencia para ser subsecretario de Gobernación y continuar su tarea de operador político ahora para el presidente, por eso no sorprende las dos reuniones una en la Ciudad de México y la más reciente la noche del martes en el Congreso local con los diputados de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) Nueva Alianza (Panal) y Encuentro Social (PES), donde escuchó las quejas de los legisladores en contra del Ejecutivo.

Lo que nadie sabe por el momento que temas se abordaron en la reunión también privada que sostuvo solo con los morenistas, pero de ella salió fortalecido el presidente de la Junta de Gobierno de la 64 Legislatura, Ricardo Baptista González, quien le debe a él y al diputado Mario Delegado Carrillo haber relevado en la coordinación de la bancada a Humberto Veras Godoy, quien obedece a los intereses del jefe de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) Gerardo Sosa Castelán.

Eso en lo político en lo institucional, mal se vieron al no programar una reunión general con los 30 diputados que conforman la legislatura, porque marginar a uno solo, profundiza las diferencias y la conciliación se aleja; aunque la ganancia para la mayoría, puede ser aunque es dudosa que se hayan empezado a resolver las diferencias al interior de la bancada y que los legisladores del Corporativo Grupo Sosa, entiendan que lo son de Morena, sin olvidar de donde vienen.

Compartir