*En un año

Alberto Witvrun.-El 7 de junio de 2020, justo dentro de un año los hidalguenses estaremos celebrando una jornada electoral para renovar los 84 ayuntamientos del estado en la que participarán 11 partidos políticos, con la expectativa de que sucederá y cómo quedará conformada la geografía política del estado, que se modificó hace tres años a pesar del amplio triunfo del candidato priista al gobierno Omar Fayad Meneses.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) gobierna 22 municipios; Acción Nacional (PAN) 18; Partido de la Revolución Democrática (PRD) 15; Encuentro Social (PES), 8; Verde Ecologista de México (PVEM), 5, los mismos que Movimiento Ciudadano (MC) y Nueva Alianza (Panal); el Partido del Trabajo (PT), 4; Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), 1 y el único independiente en Tlanalapa.

Las elecciones federales dieron una victoria aplastante a Morena, pero en las del domingo pasado si bien ganó en Puebla y Baja California, no arrasó y hubo preocupante abstención, además descendió la popularidad del presidente Andrés Manuel López Obrador y puede caer más de complicarse las relaciones con Estados Unidos, por la amenaza de aplicar aranceles a productos mexicanos de no frenarse el flujo migratorio.

Un diagnóstico de Morena, a pesar de no contar con estructura en los 84 municipios y no contar con una dirigencia formal, sostiene que pueden ganar dos terceras partes de los ayuntamientos, es decir alrededor de 60; cifras que algunos consideran alegres; mientras en el PRI se realiza una campaña de re afiliación y la dirigencia estatal mantiene un fuerte activismo, para reagrupar  a su militancia, reconciliar estructuras y personajes, para recuperar espacios.

Las nuevas fuerzas políticas como Más por Hidalgo, Podemos y Panal y PES en su calidad de partidos políticos con registro local, buscarán mantenerlo y la forma que tienen para hacerlo es focalizar sus baterías en municipios donde puedan ganar; mientras que PAN, PRD, PT, PVEM y MC, intentarán retener los ayuntamientos que hoy tienen en su poder a pesar del desgaste de ser gobierno.

El ingrediente extra que tendrá este proceso, es que sus resultados serán fundamentales para alcanzar el triunfo en dos años en las elecciones para gobernador del estado, donde el PRI hará todo por retener el poder y Morena, buscar concretar la alternancia, por ello la importancia de lo que sucederá en un año.

Compartir