*El Sol de Hidalgo

Alberto Witvrun.-Después de la tormenta, viene la calma y no solo, también El Sol, en efecto hace setenta años después de la inundación del ahora Centro Histórico empezó a circular El Sol de Hidalgo propiedad de la Cadena García Valseca, fundada por el militar y empresario José García Valseca a finales de los años 40 con los  periódicos El Fronterizo de Ciudad Juárez, El Heraldo de Chihuahua y El Sol de Puebla, que vio en esa tragedia la posibilidad de ampliar su naciente emporio.

Las versiones indican que fue enviado un equipo a cubrir la inundación provocada por el desbordamiento del río de Las Avenidas, se menciona que la persona a cargo se llamaba Juan Hernández, aunque esto no es claro, porque la hemeroteca de los primeros años o nunca se formó o se perdió, así que no hay testimonio impreso y se ubica como primer director al profesor +Rafael Cravioto Muñoz.

Otros tiempos, reconocido en el tiempo como un intelectual de memoria privilegiada y propietario de la que fue la biblioteca personal más grande del estado, a la par de dirigir el diario, fue director de la escuela normal Benito Juárez, presidente municipal de Pachuca y diputado federal por el primer distrito que en esos tiempos abarcaba de Pachuca hasta la Huasteca y se le consideró serio aspirante a la gubernatura de Hidalgo.

Para 1975, con la desaparición de poderes y considerándolo un acto político lo relevan de la dirección y nombran en su lugar a Don Fausto Marín Tamayo, con quien El Sol de Hidalgo vive sus mejores épocas, ya como Organización Editorial Mexicana (OEM) a partir de 1976, con varias etapas de modernización, no solo técnicamente porque llegó la rotativa Goss y el llamado sistema en caliente (tipografía a partir de linotipos) también fue modernizado con las máquinas cabeceadoras.

Más tarde, a mediados de los noventas, cambio de inmueble y abandonó el viejo edificio de la calle de Guerrero a las que hoy ocupa, donde cambio totalmente el sistema de impresión, pero se mantuvo como formador de reporteros, de muchas generaciones de ellos y siete décadas después se mantiene como el matutino de mayor circulación, con solo cuatro directores, Carlos Sevilla Solórzano, el tercero quien contribuyó de manera importante a la formación de reporteros.

El autor de esta columna entre ellos, lo que es un orgullo, porque como otros pasé el tamiz de periodistas profesionales y comprometidos como Don Fausto Marín, Carlos Sevilla, Anselmo Estrada Alburquerque, +Fernando Moreno Correa, +Antonio Santos Mendoza (El Pony), +Martín Loaiza Ortega, Francisco Lozada Sánchez y, no menos importantes aquellos con quienes compartí en talleres: mi recordado y querido “Ratón” Carlos Camacho, Pedro Vera, Mario Zendejas, Daniel y Jesús Pérez, +Trinidad y Miguel Loaiza y tantos más.

Casi cuatro décadas después de haberme iniciado en el periodismo en la redacción de El Sol de Hidalgo, vale reconocer mi origen profesional, que me ha llevado a laborar en varios medios impresos y electrónicos, destaco El Financiero donde permanecí 27 años, el desaparecido Nuevo Día y la Dirección de Noticias de Radio y Televisión de Hidalgo, hasta hace 19 años que fundé Grupo Editorial vía libre, porque el sol sale para todos.

Compartir