*Desmemoria panista

Alberto Witvrun.-Esta semana se cumplió el onceavo aniversario luctuoso de José Antonio Tellería Beltrán que se recordó con una ceremonia religiosa a la que acudieron familiares y amigos, lo que fue ignorado por la dirigencia del Partido Acción Nacional (PAN) instituto político a quien hizo crecer y le dio triunfos contundentes que fueron los primeros que cimbraron las estructuras del entonces poderoso Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En las elecciones estatales de 1999 donde ganó la gubernatura el priista Manuel Ángel Núñez Soto a pesar de que el candidato panista Francisco Xavier Berganza Escorza se desapareció en la última etapa de la campaña, en Pachuca con méritos propios José Antonio Tellería logró ganar la diputación local por Pachuca, derrotando al ex presidente municipal Rafael Arriaga Paz.

El PRI venía de una ruptura interna porque José Guadarrama Márquez no aceptaba su derrota en la interna y había negociado varias candidaturas que se integraron a la oposición para complicarle la gobernabilidad a Núñez Soto, lo que contribuyó a que en las elecciones municipales de noviembre de ese año, Tellería Beltrán ganó el ayuntamiento capitalino, después de un complicado proceso post electoral.

Fueron 20 derrotas para el PRI, la primera vez que perdía una cuarta parte de los gobiernos municipales, pero el triunfo panista en la capital, le dio otra dimensión a ese resultado y José Antonio Tellería alcanzó un liderazgo que preocupó seriamente al priismo hidalguense, más cuando al año siguiente en el 2000 Vicente Fox y Quesada, ganó la Presidencia de la República.

Tellería Beltrán a quien su entonces priista cuñado, Daniel Ludlow Kuri combatió con todo, se veía como una amenaza para el 2005, sin embargo su salud se deterioró y tuvo que dejar la presidencia municipal de Pachuca, pero dejó un legado al panismo hidalguense, desde que unos años antes junto con Adrián del Arenal Pérez, encadenaron las puertas de la sede panista, en protesta porque un pequeño grupo se había apoderado de ese partido.

José Antonio Tellería, creo una nueva generación panista, pero no pudo terminar su proyecto, lo cierto es que construyó las bases para que el PAN fuera un verdadero partido, pero nadie tuvo la capacidad ni el liderazgo para terminar la obra, se formaron pandillas, se benefician grupos que en luchas intestinas se disputan las moronas, el membrete mezquinamente que no se acuerdan de quien ayudó a construir lo que hoy solo ven como un botín.

Compartir