Denuncian irregularidades en proceso judicial de estudiante acusada de robo

Noé Hernández Sánchez y Estela Martínez Lozano, padres de la estudiante M.N. acusada del delito de robo en contra del hotel Fiesta Mexicana solicitaron al gobernador su intervención para que su proceso de realice con estricto apego a derecho.

Los quejosos pidieron que se permita la libertad bajo fianza y tener la posibilidad de demostrar la inocencia de la imputada, ya que el proceder de las autoridades desde el primer respondiente hasta el juez de control, han estado plagados de irregularidades y corrupción.

Cabe recordar que M.N. de 28 años, alumna del Instituto Tecnológico de Pachuca, fue acusada de robar más de 200 mil pesos, el pasado 9 de mayo, mientras laboraba en el turno nocturno en el Hotel Fiesta Mexicana ubicado en la calle de Cayetano Gómez Pérez.

Indicaron que todo ha sido una artimaña creada por el propietario del hotel, que ha utilizado sus influencias políticas para perjudicar a la joven inculpada, incidiendo en las autoridades para llevar el juicio a modo de que el fallo sea parcial.

El motivo de su actuar es que la mujer no accedió al acoso laboral del que era objeto por parte de su patrón y que, en el momento que se tengan pruebas, podría establecerse que también hubo acoso sexual, detallaron los afligidos padres.

De acuerdo con las declaraciones de los convocantes a conferencia de prensa, observan la posibilidad de acudir a instancias más altas de la defensa y protección de los derechos humanos, incluso de orden internacional.

Dado que la Comisión Estatal de Derechos Humanos, de la que es titular Alejandro Habib Nicolás, de manera inmediata determinó que en el caso de la joven “no hay violación a sus derechos” y, por lo tanto, no se hizo ninguna inspección ni visita oficial ni investigación por parte del ombudsman, antes de dar su fallo que no tardó ni 24 horas después de recibida la queja, cuando de manera normal puede tardar hasta cuatro meses.

Por Juan Manuel Pérez

Compartir