Denuncian actividad en bar clandestino

Tula de Allende. Vecinos de la Unidad Habitacional Pemex (UHP), denuncian la existencia de un bar clandestino en el que se expenden bebidas embriagantes a altas horas de la noche desde que comenzó y pese a la pandemia de SARS-CoV-2 y la restricción de venta de bebidas alcohólicas.

Los quejosos, que prefirieron no ser identificados por temor a represalias manifestaron que desconocen si el establecimiento, que, a simple vista, parece una vivienda más del desarrollo habitacional cuente con los permisos correspondientes para operar, pero hicieron un atento llamado a la dirección de Reglamentos y Espectáculos de la alcaldía para que tome cartas en el asunto.

Dijeron que la casa de mala nota se encuentra ubicada detrás de la calle Oriente 15, en las colindancias con el área verde donde se localiza una pirámide tolteca, la cual no ha sido rescatada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) al encontrarse fuera del polígono de la zona arqueológica de Tula.

Los informantes refirieron que incluso, los dueños, del giro rojo clandestino, para ocultar lo que ahí sucede, han disfrazado la fachada como área de juegos infantiles, al tener un brincolín y una resbaladilla en el área, e incluso refirieron que hace dos semanas colocaron maderas en la parte trasera del lugar con el objetivo de ocultar sus actividades.

Dijeron que al riesgo de un brote masivo de la Covid-19, se hallan los hechos de inseguridad que provoca que las personas salgan a la vía pública en estado de embriaguez pues escandalizan y asumen comportamientos violentos.

Por Miguel Á. Martínez