*De las Medias Tintas a el BOA

Alberto Witvrun.-En Palacio Nacional hay preocupación por lo que pueda suceder dentro de un año en las elecciones federales intermedias porque no han logrado convertir a Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en un partido político que pueda por si solo retener la mayoría en la Cámara de Diputados, lo que pone en riesgo la viabilidad de la Cuarta Transformación.

Mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador cae en aprobación ciudadana al 44 por ciento, con tendencia a la baja porque será imposible recuperar los 12 millones de empleos perdidos y se evidenciarán los errores como el aeropuerto Santa Lucía que registra un encarecimiento del 13.5 por ciento y que contrario al discurso México si ha solicitado préstamos en 16 meses superiores a los que pidió el anterior gobierno en seis años, lo que poco abonará a Morena.

Así que ante el panorama poco alentador intenta una mayor polarización con su pronunciamiento de que No Hay Medias Tintas, porque se está con la Cuarta Transformación o se está en contra, todo a partir de él, como eje de la vida política, económica y social de México, lo que está lejos de suceder, pero que de ser realidad terminaría con la pluralidad y la democracia de México.

No había transcurrido 72 horas cuando en la Mañanera, el presidente y su vocero “revelaron” un documento que nadie sabe quien elaboró y si es verídico que anuncia la creación del Bloque Opositor Amplio (BOA) para arrebatar en 2021 a Morena la mayoría del Congreso de la Unión y ganar la votación el 2022 para la revocación de mandato, en el que participan partidos y gobernadores opositores, organismos empresariales, medios de comunicación, periodistas, intelectuales, magistrados y consejeros electorales.

Los deslindes no se hicieron esperar, lo que para algunos fue un triunfo de López Obrador, para otros queda mal, porque además circuló que el autor del documento fue el director de comunicación social de la Secretaría de Gobernación y un personaje de Morena trató de que El Universal, lo publicara como un trabajo de investigación propio, lo que fue rechazado de acuerdo a la versión del medio, así que hay indicios de que fue algo inventado.

De inmediato en redes sociales, los huestes lópezobradoristas, hablaron de un golpe de estado, lo que nunca menciona el documento al que dio lectura el vocero presidencial y hubo quienes pidieron una investigación; mientras los desmentidos caían en cascada; pero en todo caso y de existir el BOA, todos los mencionados, tienen derecho a integrarse en una organización política, mientras no violen leyes, como lo hizo López Obrador en contra del gobierno de Enrique Peña.