*Celos y fisuras en el PAN

Alberto Witvrun.-Todo era miel sobre hojuelas, Daniel Ludlow Kuri había caído en el garlito, le creyó a Jovani Daniel León Cruz que irían juntos para arrebatarle la mayoría en el Consejo Político Estatal a Asael Hernández Cerón que había operado con Cornelio García Villarreal para llevar una gran mayoría de delegados mediante toda clase de artimañas para garantizar votos suficientes que evitarían opositores fuertes en la instancia de mayor autoridad del Partido Acción Nacional (PAN).

Durante la asamblea electoral, vino el desencanto de Ludlow Kuri; el presidente municipal de Tlaxcoapan lo traicionó y mostró su maniobra, el distanciamiento con Asael Hernández fue estrategia para conseguir la consejería nacional y un buen número de consejeros que le den condiciones para negociar posiciones y candidaturas en las planillas para la renovación de ayuntamiento en 2020.

Superada la elección de los 4 consejeros nacionales, vino el desaguisado, cada delegado podía votar por 20 hombres y 20 mujeres, de ahí surgirían los 80 consejeros políticos estatales, donde se consiguió el propósito de evitar que llegaran Daniel Ludlow y Alfredo Moctezuma, dos opositores con oficio y fuerza para hacerle contrapeso al grupo asaelista.

Asael Hernández, no cabía de gusto estaba consiguiendo sus objetivos y la asamblea transcurría sin contratiempos, pero conforme avanzó el conteo el rostro del diputado local y jefe del grupo dominante, se transformó, las cifras, los malditos números no cuadraban, aunque no se alteraba la meta de mantener el control del Consejo Político Estatal.

El presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) Cornelio García Villanueva, quedó en primer lugar; el presidente municipal de Xochiatipan Manolo Gutiérrez Hernández, logró la segunda posición y el jefe político, el pizarrón espiritual, el generador del grupo, fue relegado a la tercera posición, lo que era inconcebible para el ex alcalde de Tezontepec de Aldama.

La maniobra fue adjudicada a León Cruz, lo que provocó discusiones y distanciamiento de García Villanueva y Gutiérrez Hernández con el teórico jefe político que al interior del panismo a pesar de lograr marginar al grupo de Ludlow Kuri y Yolanda Tellería, perdió fuerza y ascendencia ante la estructura blanquiazul y creando una nueva fisura, por sus malditos celos, lo que tratan de ocultar, aunque se nota a leguas.

Compartir