Capacitación a pobladores, ayudó a disminuir de 400 a 111 incendios

Tepeji del Río.– El gobierno local busca que los ciudadanos se mantengan libres de situaciones riesgosas, es por ello que Protección Civil y Bomberos desarrollan nuevos planes de trabajo con el objetivo de mantener segura a la población durante las distintas temporadas del año.

Las áreas que atienden dichas emergencias demandadas por la ciudadanía se mantienen en constante capacitación para poder mejorar su trabajo y brindar ayudar de manera eficiente, el titular de Protección Civil y Bomberos de Tepeji del Río.

Joaquín Gómez Mora, titular del área municipal, afirmó que gracias a la información otorgada en los distintos sectores de la población, donde se impartieron pláticas y talleres, se pudo reducir el número de incendios durante esta temporada, atendiendo un total de 111 en comparación con el 2018 cuando se registraron aproximadamente 400 siniestros.

Entre otras actividades que desempeña esta dependencia se destaca la limpieza de barrancas en algunas comunidades como San José Piedra Gorda y San Buenaventura, así como algunas otras zonas aledañas al cauce del río donde se desarrollan dichos trabajos que tienen el objetivo de preparar los terrenos donde transita el agua en temporada de lluvias que inicia.

Dijo que por instrucciones del alcalde Moisés Ramírez Tapia, están en capacitación permanente, además de buscar hacer conciencia a la ciudadanía sobre los peligros que implica la temporada de lluvias con el objetivo de hacer hincapié en la autoprotección.

Gómez Mora mencionó que las principales llamadas que realiza la ciudadanía se deben a fugas de gas registradas en los tanques de los hogares, debido a esta situación comentó que se mantendrán las campañas informativas dentro de las escuelas así como se impartirán en otros sectores de la población.

El funcionario también hace un llamado a los ciudadanos para manejar los números de emergencia con responsabilidad y evitar de esta manera falsas alarmas que muchas veces llegan a demorar la atención en donde se la ayuda que se pide es real.

Por Miguel Á. Martínez

Compartir