Buscarán en el Congreso castigar violación a la intimidad sexual

El Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) propuso ante el Pleno del Congreso de Hidalgo una iniciativa que busca castigar violación a la intimidad sexual en la entidad.

En representación de sus compañeros, la diputa local y coordinadora de la bancada priísta, María Luisa Pérez Perusquía, puntualizó que, si bien se contempla la protección de las mujeres en materia de violencia sexual y difusión de contenido íntimo, esta iniciativa fortalece el marco normativo con el fin de evitar que las Tecnologías de la información y la comunicación (TIC’s) se utilicen para causar daño a mujeres y niñas.

Explicó que con base a lo anterior se proponen reformas a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, actualizando las definiciones de Violencia Mediática y Violencia Digital, y contemplando medidas específicas de protección de la víctima en estos casos.

Además, de adicionar un nuevo capítulo al Código Penal para el estado de Hidalgo, denominado; violación a la intimidad sexual, en el que se define este nuevo delito, así como las conductas, punibilidades y agravantes.

En este sentido, Pérez Perusquía, informó que se facultará al Ministerio Público, la Jueza o Juez, para ordenar vía electrónica o mediante escrito a las empresas de plataformas digitales, de medios de comunicación, redes sociales o páginas electrónicas, personas físicas o morales; la interrupción, bloqueo, destrucción, o eliminación de imágenes, audios, o videos relacionados con la investigación, como media de protección.

Recalcando que se catalogará como delito de violación a la intimidad sexual, a quien videograbe, audiograbe, fotografíe, imprima o elabore, imágenes, audios o videos con contenido íntimo sexual de una persona sin su consentimiento.

Por lo anterior, dijo que dentro de dicha iniciativa se propone una pena de tres a seis años de prisión y una multa de 500 a 1000 Unidades de Medida y Actualización, incorporando una lista de agravantes.

Por Itzell Molina