*Asael, el titiritero

Alberto Witvrun.-Cornelio García Villanueva aparece en la escena política de Hidalgo como delegado de la Secretaría de Economía (SE) en el gobierno de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, pronto se le consideró como operador del Partido Acción Nacional (PAN) aunque traía malos antecedentes en su paso en 2004 y 2005 como delegado del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) en el estado de Guerrero

En ese proceso fue postulada Porfiria Sandoval Arroyo, con un triste desempeño y el trabajo de García Villanueva, fue severamente cuestionado por el panismo guerrerense que exigió que el neolonés fuera cesado de sus funciones, pero pronto le encontraron acomodo e Hidalgo fue su destino, cuando la principal corriente en ese partido no se reponía de la pérdida del último líder que ha registrado la historia reciente de este instituto político: José Antonio Tellería Beltrán.

Al terminar el gobierno calderonista permaneció en Hidalgo, donde su vida política la ligó a su vida privada, en los últimos años se alió al grupo que encabeza Asael Hernández Cerón al mismo tiempo que se convirtieron en socios de la empresa que elabora la propaganda para los candidatos a cargos de elección popular de Acción Nacional a quienes ya es costumbre que les entreguen los apoyos en especie lo que ha generado controversias y malestar.

Esta alianza y sociedad, permitió a Cornelio García Villanueva alcanzar la presidencia del Comité Directivo Estatal (CDE), sirviendo a los intereses del ex presidente municipal de Tezontepec de Aldama, ex dirigente estatal y diputado local, quien pese a la oposición y resistencias se mantiene como el hombre fuerte de Acción Nacional y ya muestra sus habilidades de titiritero al seguir tomando las decisiones al interior del partido, un botón de muestra, ya impuso a su hermano Santiago como representante ante el Instituto Estatal Electoral de Hidalgo (IEEH), donde devengará un buen salario.

Compartir