Amputan 60% al padrón de impresos y otro 40% al gasto publicitario

Por Rogelio Hernández López La mayoría de las 36 redes sociales de periodistas que conoce este reportero destilan la amargura del creciente desempleo forzado y que estos días empeoró, por dos noticias confirmadas:

Una. La Secretaría de Gobernación anunció la reducción de 6 de cada 10 medios impresos del padrón nacional de proveedores del gobierno federal. Bajará de casi 1 mil 600 diarios y revistas en todo el país a 696.

Dos- El presupuesto de egresos de la federación para 2020 prevé la reducción de otro 40 por ciento al gasto en publicidad ya recortado en 2019. El nuevo corte será de 4 mil 165 millones de pesos a 2 mil 169 millones, la cuarta parte de lo erogado en el último año de gobierno de Enrique Peña Nieto.

Empadronados los grandes

Hay que precisar que el recorte al padrón de medios impresos no es tan mala noticia porque seguirán allí 724 de los diarios y revistas de los corporativos más importantes.

A decir de los voceros de la Unidad de Normatividad de Medios de Comunicación y de la Dirección General de Medios Impresos había registrados más de mil 600 medios a fines de 2018 y la depuración fue “con la colaboración de los medios de comunicación, ellos actualizaron sus datos”.

Lo que se encontró al inicio de la actual administración, según se dijo. no correspondía ni reflejaban la situación de los medios que en realidad circulan en el país. La mayoría que quedaron fuera del tenían tiempo de no circular, eran publicaciones escolares o comerciales que decidieron ya no continuar en este espacio.

El reporte al jueves 19 de septiembre del sitio de la Secretaría de Gobernación enlista un total de 696 medios impresos y no los 724 que se informó habían quedado. Quizá faltaba de incorporar los nombres de los 28 restantes

Al revisar por nombres de diarios y revistas en las entidades destacan los 42 impresos de la Cadena García Valseca con 33 diarios El Sol y 9 Esto; del grupo Milenio son 9 diarios; La Voz con 7 impresos en Coahuila, Michoacán y Sonora; La Jornada con 6 ediciones en otros tantos estados.

Por entidades, podría ser coincidencia, pero las mayores cantidades de impresos en el padrón nuevo coinciden casi totalmente en las entidades donde el partido Morena tiene gobernadores o mayoría en los congresos:

En la Ciudad de México 34 diarios, 14 semanarios y 101 impresos mensuales. Entre estos se encuentran los más conocidos e influyentes, incluidos Reforma, El Universal, El Financiero, Proceso y otros que han sido criticados en Palacio Nacional.

En orden numérico descendente le sigue Veracruz con 34 diarios; Guanajuato 21; Sinaloa 17; Estado de México 13 diarios, 18 semanarios y 10 mensuarios; Tamaulipas 15; Baja California 12; Quintana Roo 11; Baja California 12 igual que Jalisco; Morelos 9. Como se percibe no hay correlación de impresos con la cantidad de población, salvo en las entidades restantes con excepción de Guerrero donde se registraron solo 6.

Según sus listas los totales de los impresos por periodicidad son:

Diario 327 / Semanal 99 / Lunes a viernes 2 / Catorcenal 4 / Quincenal 46 / Mensual 142 / Bimestral 43 / Trimestral 9 / Cuatrimestral 2 / Semestral 4 / Anual 9 / Otros 9.  El Padrón se puede ver en https://pnmi.segob.gob.mx/reporte/resultado

La muy mala

En distintos momentos se ha informado que esta será la primera parte del padrón general porque se planea incorporar a los medios electrónicos y digitales en un solo listado.

De acuerdo con los registros del Instituto Federal de Telecomunicaciones operan dos mil 52 estaciones de radio y 665 televisoras entre públicas y privadas. Cálculos conservadores de académicos arrojan cerca de 3 mil sitios digitales de prensa que incluyen a los independientes y también de los medios impresos y electrónicos grandes y/o corporativizados.

Y entre todos los que entren al padrón general tendrá que repartirse el total de presupuesto para 2020 que, según lo solicitado sería de 2 mil 469 millones 154 mil 442 pesos, cantidad que contrasta con los 4 mil 165 millones 167 mil 089 pesos autorizados para el ejercicio de 2019.

Lo que está pendiente en las oficinas de Jesús Ramírez Cuevas y Jesús Cantú en Presidencia de la República y en las Direcciones de medios de la Segob, es definir las nuevas formas de medir alcance de los medios (tirajes, públicos, audiencias) para definir los montos de gasto publicitario que se otorgarán por medio o por corporativos acorde a los lineamientos emitidos el mes de junio.

Nuestras amarguras

Ambas informaciones atizan más la percepción de la crisis del desempleo en el medio periodístico y propiciaron intercambios públicos de la situación personal de reporteros, editores, correctores y otros. Lo siguiente fue en un solo muro de facebook y durante una mañana:

— Me quedé sin tres medios donde trabajaba como free lance…

— Este año me convencí de que es imposible vivir del periodismo. Ha sido un golpe fuerte…

— …en Veracruz la cosa está peor. Muchos medios no pagan ni siquiera por nota, y los que pagan es por 20 o 50 pesos por nota…

— … desaparecieron mi puesto en (la editorial de una televisora y aparte no me quieren pagar lo que dejé publicado; en otras revistas me dejaron como novia de pueblo porque “ya no hay páginas” …

— Todos tenemos un año difícil, lleno de agobio y las cosas se pondrán peor…

— No tengo trabajo desde hace casi un año…

— No me pagan ni he encontrado trabajo desde hace como 6 meses.

— Yo de plano cambié de giro.

— Ningún proyecto freelance o de tiempo definido.

— Donde estoy estamos igual, yo estoy lidiando con mis proveedores porque mis clientes no me pagan

— Yo igual sin trabajo desde febrero. Esta de la fregada.

— Cerrada la única entrada Sin ingresos por publicidad para mí portal VENDO TACOS

— …no me han pagado desde hace un año y todos, todos me deben más de dos textos.

— sigo desempleada y mi esposo acaba de ser separado de su empleo o sea estamos en el hoyo

— #DeSuPutaMadre

— ¿A dónde vamos a parar?

En la Secretaría de Gobernación y Presidencia han llegado propuestas de planes emergentes para apoyar el auto empleo de periodistas, por ejemplo, reconocer jurídicamente a pequeñas empresas como no lucrativas a las que decidan por sí mismas fijarse estándares éticos internacionales. Pero al parecer los responsables tienen demasiadas tareas en sus agendas como para conmoverse los padecimientos humanos que han causados las crisis empalmadas en los medios de prensa.

Compartir